martes, 24 de marzo de 2015

MAIZ DULCE


Los pequeños granos de maíz concentran nutrientes de gran valor. Ante todo, destacan por ser una fuente de grasas esenciales y el único cereal que posee cantidades significativas de vitamina A.

ANTIINFLAMATORIO NATURAL
Es, junto con la avena, uno de los pocos cereales con ácidos grasos Omega 6.
Añadir maíz dulce a la ensalada ayuda a reducir la inflamación de las articulaciones, propia de las enfermedades reumáticas y de la piel. Este dato, sumado a su aporte de vitamina A, hace que sea un alimento básico en caso de piel atópica.

COLESTEROL A RAYA
Su aporte en Omega 6 y en fibra convierte a este alimento en un excelente aliado de las personas con niveles altos de colesterol y triglicéridos. Para potenciar esta acción, no está de más consumirlo con aguacate o con  nueces.

CORAZÓN
El maíz también destaca por su elevado contenido en magnesio, necesario para relajar los músculos e imprescindible para el buen funcionamiento del corazón.

MEJORA LA VISIÓN
Otra razón por la que añadir este ingrediente en tus platos -- empanadillas, pizza, bocadillos etc... es por su contenido en luteína. Este pigmento vegetal reduce el daño que los rayos de sol provocan en los ojos y juega un papel importante en la prevención y en el tratamiento de la pérdida de visión asociada a la edad.

COMBUSTIBLE PARA EL CEREBRO
El maíz proporciona dosis considerables de vitaminas del grupo B y de fósforo, nutrientes que favorecen las funciones cerebrales y mejoran la salud de los nervios.

EL MÁS SALUDABLE
En el mercado, encontrarás maíz dulce enlatado al natural , sin azúcares añadidos y con bajo contenido en sodio. Se trata de la lopción más sana entre quienes son hipertensos, retienen más líquidos de la cuenta o quieren cuidar la línea.
Al no contener gluten, este cereal puede introducirse en la dieta de las personas celíacas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada